COGITI Valencia ya dispone de un estudio de colegiados con cuya información se elaborará un Plan de Acción

20 febrero, 2017

La Junta de Gobierno del colegio ya dispone de datos exhaustivos sobre las preferencias de sus colegiados. El pasado mes de mayo, tras la entrada en el Decanato de Angélica Gómez y la renovación de parte de la junta, una de las primeras medidas que se tomó fue encargar un estudio en profundidad de la opinión de los colegiados sobre los servicios que presta la entidad.

Tras convocar el concurso, fue elegida la empresa Amundsen, con gran experiencia en el ámbito de la investigación de mercados. Los resultados han sido presentados en la sede colegial a la decana y a los responsables de las áreas técnica y administrativa.

«Una toma de decisiones más correcta»
Angélica Gómez se mostraba satisfecha con la información que ha permitido aflorar el estudio: «Esta información sobre nuestros clientes, que son nuestros colegiados, nos va a permitir una toma de decisiones más correcta y una mejor respuesta a sus necesidades. Hemos profundizado en el conocimiento de nuestros propios colegiados y por tanto, vamos a actuar en consecuencia. Tenemos previsto redactar un Plan de Acción mediante el que podamos ajustar los servicios para conseguir más efectividad, eficiencia y satisfacción del propio colegiado». Se presentará en la junta general que se celebrará próximamente.

El director del Departamento de Estudios de Amundsen, Jordi Llobregat, habla de la importancia de conocer bien a un colectivo: «La información útil es un bien escaso. Los estudios van más allá de las intuiciones personales, de los prejuicios o de aquello que creemos saber pero que realmente no sabemos. Un estudio es una fotografía de la realidad del colegiado y su relación con el colegio. La diferencia entre un colegio moderno y ajustado a las necesidades de sus colegiados y otro que no lo sea puede ser un estudio de este tipo».

Un control de calidad continuo
La metodología empleada para llevar a cabo este estudio se inició con la celebración de dos mesas de debate de colegiados. De ellas se obtuvo información muy valiosa que permitió diseñar un cuestionario ajustado a los objetivos de análisis acordados con la dirección del colegio. «Se trata de un proceso delicado que exige un control de calidad continuo. Un buen cuestionario es muy importante, pero también un trabajo de campo bien hecho y un análisis de resultados adecuado, planteando bien los objetivos desde un principio», explica Llobregat.

Han respondido el cuestionario de más de treinta preguntas una muestra representativa de 300 colegiados. Entre otras cuestiones, se les ha inquirido por su conocimiento y valoración de los servicios que ofrece el colegio, su satisfacción con respecto a los mismos, la calidad y variedad de la formación actual o qué contenido formativo les gustaría recibir. También se les ha preguntado de qué forma prefieren comunicarse con el colegio o el valor de la información recibida. Incluso, se les ha solicitado que valoren y propongan, a su vez, acciones que serían útiles para su desarrollo profesional.

Con este estudio a su disposición, los miembros de la Junta de Gobierno podrán acabar de perfilar el Plan de Acción que están preparando con el objetivo de estrechar relaciones con los colegiados y mejorar las prestaciones que obtienen al pertenecer a COGITI Valencia.

Colaboradores

0

Tu carrito