Llenazo en la jornada sobre mantenimiento de edificios

28 febrero, 2018
Gran éxito de convocatoria en la jornada El mantenimiento del edificio y su gestión, organizada por el el Colegio  de Ingenieros Técnicos Industriales y de Grado de Valencia (COGITI), el Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Valencia (CAATIE Valencia) y el Colegio de Administradores de Fincas de Valencia y Castellón. Más de 200 personas se dieron cita el pasado viernes en el Ateneo de Valencia.

Con cerca de 100.000 edificios con antigüedad superior a los 50 años, las comunidades de propietarios de la Comunidad Valenciana deben efectuar diferentes acciones que eviten su degradación. Entre ellas, deben encargar la realización del obligatorio Informe de Evaluación del Edificio, que determinará su estado y seguridad de uso, así como las actuaciones prioritarias a efectuar en el mismo. Aparejadores y arquitectos son los técnicos competentes para efectuarlo.

Próximo decreto sobre el IEE.CV
La directora general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rebeca Torró, abrla jornada destacando la importancia del Informe de Evaluación del Edificio (IEE) como instrumento eficaz para el mantenimiento preventivo y la conservación del inmueble. Por ello, para la Conselleria, «es un importante objetivo fomentar la implantación del IEE a través de la regulación e incentivo». En este sentido, la Generalitat ha completado la línea de ayudas para la realización de los IEEs establecidos por los últimos planes estatales de la vivienda. Sin embargo, Torró lamentaba que el borrador del próximo Plan Estatal de la Vivienda 2018-2021 elimina esta línea de ayudas. No obstante, anunciaba que la Generalitat ha consignado una partida presupuestaria para establecer su propia línea de ayudas al respecto.


La directora general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rebeca Torró, y representantes de los tres colegios que convocaron la jornada. A la derecha, José Luis Langa, secretario de COGITI Valencia.

Asimismo, la directora general anunciaba la próxima publicación del Decreto del Informe de Evaluación del Edificio IEE-CV. En su ponencia al respecto, Javier Peñarrocha, jefe del Servicio de Rehabilitación de la Conselleria de Vivienda,  explicaba el contenido de este decreto que incluirá como novedad principal la creación de un registro autonómico de IEE, un instrumento informativo con carácter público que permitirá además efectuar a las administraciones un seguimiento y control sobre el cumplimiento de esta obligación legal.
 
Aparejador de cabecera: el médico del edificio
Pilar Gilberte, arquitecto técnico y administradora de fincas, destacaba la importancia de la figura del técnico de cabecera. Se trata de un aparejador o arquitecto técnico que, con el encargo de la comunidad de propietarios, vela por el mantenimiento para una buena conservación del edificio y de las viviendas que hay en el mismo: «Además de las labores de mantenimiento básicas, el técnico de cabecera nos debe asesorar en las labores de rehabilitación que sea necesario realizar a lo largo de la vida del edificio para alargar el plazo de vida útil del mismo. Un técnico de cabecera debe actuar respecto a un edificio de la misma forma que un médico actúa con respecto a las personas, realizando todas aquellas actuaciones tendentes a prolongar en condiciones adecuadas la vida de su sujeto objetivo”.


El numeroso público asistente, durante un descanso de la jornada.

 
Instalaciones de baja tensión y sistemas de extinción de incendios
Ricardo Ruiz, ingeniero técnico industrial, hablaba sobre instalaciones de baja tensión y sistemas de extinción de incendios. «Quiero poner el énfasis en marcar las diferencias entre inspección y mantenimiento, algo que cuesta entender en las comunidades de vecinos. De la primera se encargan las administraciones y del segundo los propietarios. Las inspecciones de las instalaciones eléctricas comunes para edificios de viviendas con potencia instalada más de 100 kW son obligatorias cada diez años y cada cinco para garajes con más de 25 plazas. Sobre el mantenimiento, la legislación no marca plazos, y depende del sentido común de los propietarios».


Ricardo Ruiz, especialista en instalaciones de baja tensión y sistemas de extinción de incendios y miembro de la junta de COGITI Valencia.

En cuanto a la protección contra incendios, Ruiz explicaba que el caballo de batalla «es el mantenimiento periódico. Cada cierto tiempo, dependiendo de los tipos de instalación, se han de revisar los elementos que componen los sistemas de protección activa. Y solo hay un tipo de inspección al respecto para los edificios de viviendas: la que están obligados a pasar todos los garajes de más de 500 metros cuadrados». La falta de mantenimiento y revisiones periódicas pueden provocar que el seguro no se haga cargo de los daños ocasionados por un incendio.

Informe de Evaluación del Edificio
Respecto al Informe de Evaluación del Edificio (IEE.CV), el arquitecto técnico Jordi García Miragall indicaba que en los últimos años, el IEE.CV ha sido impulsado desde las administraciones públicas, como medida de control del estado del parque edificatorio existente, incluso dotando un programa de subvenciones para su redacción, y destacaba que es la herramienta base para la toma de decisiones en el seno de una comunidad de propietarios cuando el edificio necesita de procesos de mantenimiento o rehabilitación. «El IEE.CV ayuda al consenso y organización de los mismos, puesto que es documento redactado por técnico competente (arquitecto técnico o arquitecto) y genera puntos de encuentro entre propietarios a la hora de decidir actuaciones, incluso clasificándolas por importancia o urgencia».


Virginia Madrid y Emilia Picazo, administradoras de fincas colegiadas y mediadoras.

Un ascensor recorre 2.500 kilómetros al año

Para ilustrar la importancia de un correcto mantenimiento de los ascensores, un dato: «Un ascensor de un inmueble de cinco plantas y diez viviendas recorre unos dos mil quinientos kilómetros al año». Lo aporta Luis Ballesteros, ingeniero técnico industrial con décadas de experiencia en mantenimiento de ascensores, que participaba como ponente en la jornada. Por eso no es de extrañar que un ascensor tenga que pasar bastantes más revisiones que un utilitario. Según Ballesteros, «teniendo al día las revisiones del ascensor es casi imposible que ocurra un accidente». En España ha habido cuatro en los últimos nueve meses, tres de ellos con resultado mortal. «En dos, fue el propio operario de mantenimiento quien cometió el error mortal. En los otros dos casos, se descubrió que había vicios ocultos indetectables en una revisión convencional».

 
Mediación: una vía alternativa a la judicial
Virginia Madrid y Emilia Picazo, administradoras de fincas colegiadas y mediadoras, destacaban cómo el mediador es un apoyo para la ciudadanía y para el administrador de fincas que, ante un conflicto entre propietarios de una misma comunidad, recurre a un experto para que actúe de manera imparcial, facilitando a las partes en conflicto un espacio de diálogo y de gestión de conflicto de forma profesional y neutral: «De este modo, se facilita que ellos mismos alcancen una solución adecuada y satisfactoria para todas las partes, encaminándose así a un ganar/ganar, frente al perder/ganar del litigio judicial».


El salón de actos del Ateneo Mercantil de Valencia, prácticamente lleno.

Por su parte, Federico Esteve, arquitecto técnico y mediador, y Elena López Quijada, abogada y mediadora, señalaban la importancia creciente de la mediación como método de resolución de conflictos, destacando la ventaja que supone para la agilización y resolución de conflictos en construcción y edificación. En este sentido, los ponentes destacaban el hito que ha supuesto que la mutua de seguros de la arquitectura técnica (Musaat) haya incorporado la mediación como vía alternativa a la judicial en la resolución de los conflictos derivados de la responsabilidad civil profesional.

Colaboradores

0

Tu carrito