Los alumnos de la ETSE de la UV ya conocen la Oficina Técnica

26 abril, 2017

El pasado día 11 de abril, representantes de COGITI Valencia visitaron l’Escola Tècnica Superior d’Enginyeria de la Universitat de València, ubicada en el campus de Burjassot. María Hortensia Gabarda y Óscar Jaén, miembros del Departamento Técnico del colegio, impartieron una sesión a los alumnos que están a punto de finalizar sus estudios de de Ingeniería Química e Ingeniería Electrónica Industrial, en la que los alumnos reciben formación sobre el colegio y la actividad que se desarrolla en el día a día de un profesional. Esta visita se realiza cada año a cada una de las escuelas de la provincia de Valencia donde se imparte Ingeniería Técnica Industrial. Esta es la tercera visita desde principio de curso, pues el colegio ya ha estado en la UPV y en Florida Universitaria por el mismo motivo.

Según María Hortensia «es muy importante que los los futuros graduados en ingeniería se acerquen al colegio, que sepan que defendemos la profesión y que luchamos por los intereses del colectivo. Unidos somos más fuertes». También hace hincapié en la utilidad de muchos de los servicios que ofrece el colegio: «Les explico los diferentes ámbitos en los que se ejerce la profesión, desde el trabajo por cuenta propia a la docencia. Asimismo, reciben información sobre la bolsa de trabajo, la oferta de formación y las posibilidades de relación con otros profesionales. Y por supuesto, resolvemos las dudas que les surgen acerca de la actividad del COGITI y/o de la profesión». Como resultado de las visitas a las escuelas, hay alumnos que se precolegian y establecen así una primera relación con la entidad. «Cada alta en el colegio es importante, porque es un ladrillo que ayuda a construir el colegio», concluye Óscar.

Durante la segunda parte de la jornada tuvimos el placer de contar con la colaboración de, por orden de intervención, Paula Darás, Francisco Aznar y Salvador Paris. Una vez más, queremos agradecer profundamente a los ponentes su implicación y el tiempo dedicado. 

Paula Darás, técnico de Mejora Continua

El principal problema al que se enfrentan los jóvenes al acabar sus estudios es la falta de experiencia laboral. ¿Y cómo se puede suplir esto? Responde Paula Darás: «Formándose fuera de las clases universitarias lo máximo posible: aprender idiomas, cursos de ofimática, cursos de conocimiento de normativas vigentes, mejora de las aptitudes personales y habilidades sociales y muchas más opciones que harán que os diferenciéis. Además, es muy importante que ésta sea una tarea activa, por lo que hay que buscar ayuda para poder conseguirlo como, por ejemplo, las formaciones, jornadas, ofertas de empleo y asesoramiento que ofrece el COGITI». Darás hacía referencia a su experiencia personal: «Os puedo decir que conseguir diferenciarse es duro, pero una vez conseguido, os aseguro que vale la pena. Recuerdo lo duro que se me hacía estudiar el Máster en Ingeniería Química mientras trabaja a jornada completa en Danone. Ahora he crecido mucho más tanto profesional como personalmente. Espero que algún día vosotros podáis conseguir lo mismo».

Francisco Aznar Molla, especialista en peritaje
El mundo de la pericia es muy amplio y tiene muchos campos diferentes para el ingeniero técnico industrial. Según explicaba Francisco Aznar, «puedes trabajar en el campo de los incendios, donde es fundamental la póliza y la gestión de un siniestro. Después de un incendio, a una empresa puede sucederle que se hunda o que le toque la lotería. También hay trabajo en las empresas conserveras, que tienen siniestros por accidentes en el transporte o a veces equivocan el etiquetado de un producto». Otro campo con mucho espacio es el de la seguridad en el trabajo. Aznar recuerda que hay «muchos accidentes laborales, y los peritos hemos de evaluar costes o investigar cómo se produjo el siniestro, cómo estaba actuando el operario, cuál es el estado de la maquinaria… Las averías de maquinaria son una especialidad en sí misma, ya que la parada de la cadena cuesta dinero a la empresa». También existe un gran ámbito de actuación en el mundo del automóvil: «Accidentes, circunstancias de un choque, averías… Y también has de saber de negociación para llegar a acuerdos con las otras compañías», concluye Aznar.

Salvador París, gerente de Inpertec
Salvador París es colegiado y tiene una empresa de valoraciones y peritaciones de vehículos. Según ha explicado, «la formación es necesaria para trabajar en este campo, pero también gratificante, porque aprendes cómo actuar en esta especialidad. Yo he tenido que salir de mi ciudad para estudiar cursos de especialización. Os recomiendo encontrar compañeros de viaje, buscar sinergias. Yo he utilizado la fórmula del coworking. Os aconsejo arrancar, aunque no vaya a ser el proyecto definitivo, pero es importante ponerse en marcha. Mi cliente principal son las aseguradoras, aunque quieren eliminar gastos y cada vez echan menos mano de los peritos. Si queréis montar una ingeniería, acudid al colegio, allí os prestarán ayuda y consejos. A mí me han ayudado mucho».

Colaboradores

0

Tu carrito